.

.
cien vueltas en la cama antes de escribirte
cincuenta y siete suspiros con tu nombre en cada vocablo
misteriosamente una sueño sin ningún beso

 dónde vamos a desconocernos más
que cuando se acabe la hora del té

1 suspiros:

Anna Lucia Escobedo dijo...

¡Qué increíble!
me encantó.

Publicar un comentario