.

.

Vaya desbordándoseme la piel
-puntada a puntada
sobre ésta
mi dermis bajo anestesia-
Vaya redundándoseme el ritmo
de la aguja que pincha/penetra/atraviesa
(el pulmón que exhala
su cóctel de gases
dando ritmo a la faringe que
con todo en su interior
se ahorca)
el hilo que cose
eficazmente
escaras a los poros
Vaya vulnerándose la estirpe de
corpúsculos enaltecidos
que aún queda trabajo
Vaya incorporándoseme la idea
de portar
ésta armadura exoesquelética
que me dispongo
a invitarte a cenar
y debo protegerme el corazón

que la bruma me lleve tus pies
que nadaré entre Alfonsinas y piratas
hasta encontrarte
que así de salina
vas a devolverle la noche a estas costas desiertas

con tu olor a arena y sexo fugaz
con tu piel de ola de tsunami de quietud eterna

vas a volver ruido a piedra rota
inconsistente rugidora de alma de viento
vas a ser de tempestad
lo que soy de naufrago paciente

"me dejarías un poco mas
sentir que soy alivio en el temporal"
mil formas de estrellarme - valle de muñecas

concedeme esta noche
disfrutemos de la fiesta del ritual
dame de bailar del elixir que sos
hoy que el cielo nos colisiona
que se estrella todo en tu mejilla
que huele a café y fruta fresca
que huele a desayuno a velocidad

dame de tus movimientos
escondidos tus pasos dobles
de tu aliento a sabana estepa tundra
tu boca que es río sequía volcan
geografía equinoccio trópico
accidente violentísimo
terremoto
de vos que sos
cataclismo
de mi que soy
refugio

quedé pensando
en la circularidad del tiempo
en nuestra manera de
autoinfluenciarnos al fracaso

esto del amor misterioso/miedoso
de esquivar siempre la palabra mortal
de evitarnos a más no poder

te dedico canciones de amor
aunque en el fondo huya
tanto como te reclamo

soñé que el espacio que hay
entre nosotros se achicaba

estuve leyendo sobre el constante
y limitado
movimiento de las placas tectónicas
y nos imagine tierra
- rodeados de excusas
(de mares
    redundar en frases hechas
    redundar en asfixias
    en soliloquios ajenos)
rodeadísimos
  de para siempres-

estuve pensandonos
como la materia mínima
sobre nuestras nubes electrónicas
      nuestro propio equilibrio
y resultó que solos somos
potencialmente explosivos

analicé con cada metáfora cuántica
que de carácter científico pudiera
autoreprocharme
porque no entendí nunca
qué factor limita
nuestra distancia

tu palabra es un sepulcro sin memoria
un acto friodémimetizaje / una carne hostil
una luz que se arrepiente y no se quiebra
na muerte arapienta con los labios rotos de mentiras
-esa palabra es
una huella de sal/una piedra que hunde
y tus dientes caos y puentes que se cierran
y yo la herencia del silencio que cae y tiene
el alma llena de burbujas y pelea y el rio
y el río es la cama justa donde morimos
vos llena de sexo y aménes
yo de derrotas y suspenso-

que me trague tu palabra
tus fonemas como hierba en la que descanso y escribo
una carta huerfana

cada vez que miro tu
cielo/pielinfinita caigo en tus trampas/vidasubterraneas y me rindo

ahora que -vosmiverdugo-
levantas tu mano señalándome
otro eclipse me arremete

extrañarte es
jugar al ajedrez contra mi mismo
me muevo
dos pasos al principio
solo uno después
quedo trabado en la vorágine
aguardando el momento
de dar un paso al costado
acercarme a la linea final
y transformarme
jugar conmigo
al ajedrez
es perder todas mis fichas
al mismo tiempo
extrañarte es
perder todo
al mismo tiempo
aquí me pongo a honrar al silencio
ahora que he
devorado la sal de tu espesura
tumba de carne añeja
vértigo de sol y rojo
me impongo a la maleza con grito humano y despojos

rompo la herencia de mi mala racha
masticando tu flujo ambiguo
hay de mí en tus colapsos
hay de mí en tu sustentos azules

vértigo el momento
vértigo

me muero un poco y acaricio tu nada
me desprendo de mi
y vértigo en instantes que a cuentagotas se espesan
es la muerte de tus dedos que mojados se espesan
es mi muerte tuya
defunción ocre lila rojo mar extinto
es tu labio azucarado de morderme que se despide
es esta grieta de agua que te traga y tirita

al momento del espanto
una quimera penetra
su sexo en la garganta
el sistema nervioso central convulciona
se desprende de la lengua
-y se incinera-
todo rasgo de diccionario santo
el hemisferio occidental cae en jaque
la mezcla de saliva y leche se salpica
la mandíbula inferior se desprende y cae y sube estrepitosamente
la membrana que atraviesa la faringe vibra
el aire se cuela y se oye:

soy feliz

escribir –al fin– esos versos que estaban prohibidos
escribir sobre tu lluvia
(cuando la lluvia cambia de protagonista debería de llamarse con otro nombre)

enumerar la sorpresa
las lineas incorrectas que no terminé de escribir en el cuaderno
esquivar el boceto de un sueño
levantar la cabeza con un "sí, acepto"
como si llamaras por cobrar (yo en juego / yo recompensa)

hablar de subtítulos del agua
palabras que se incrustan en la tierra como raíces del silencio
hablar de generalidades/teatro/paz/esa obra que te maravilla
hablar de nada

lunes veintiuno
cero horas diecisiete minutos
casi dos días después del impacto
la poesía fluye y converge
un punto medio sería
correr o nadar hasta tu pelo
no cerrarás la boca ni bajo el agua
ni olvidarás dar una gran bocanada antes de sumergirte

no dejaras las manos al fuego
ni buscarás abrazarlo

no dejaras caer tu cuerpo
al vacío para que el aire te roce
no te regocijarás con el viento

no morderás la tierra tras pisarla
no vivirás en torres de arena y espuma

no viajarás en ningunos ojos
sin haberlos besado antes